“Mía” llego a nuestras vidas

Gata bebé sobre la cama

Desperté en Villavicencio, Meta,  en medio de mi familia peluda. Me di cuenta que mi mamá gatuna y tres de mis hermanos habían muerto. Mi otro hermano me estaba acicalando y eso me puso muy feliz. Pasaron unos días, cuando llegó una humana, quien nos llevo a su casa. Nos prestó los primeros auxilios, nos dio comida porque estábamos muy hambrientos. Mi hermano se quejaba, la verdad no se que tenía, pero con el pasar de los días y hasta los meses, nos fuimos sintiendo más fuertes. Él ya no lloraba.

Un día vi que se lo llevaron. Lo único que pudimos hacer fue mirarnos y despedirnos batiendo la cola. Yo me quedé con ella otros días hasta que me llevaron hacer un viaje. Pasamos por diferentes lugares. Algunos, apenas los puede ver desde la silla y otros, pude verlos bien porque me subían a ver a través del vidrio. Luego de unas horas, mi nariz y mis orejas se comenzaron a enfriar mucho. No entendía por qué hasta que escuché que nos dirigíamos a Bogotá.

Me quedé dormida y al rato estaba en brazos de otra humana quien me me hablaba. Se veía que estaba muy emocionada por recibirme. Me sentí muy segura y querida, ya que me decía palabras muy bellas. Llegamos a su hogar, que se convirtió en mi nueva casa. Por primera vez, estaba en una cama cómoda. Me puse feliz porque entendí que ella era mi mamá gatuna.

Me hablaba, me consentía hasta que de pronto me dieron unas ganas enormes de ir al baño. La verdad, no sabia ¿Qué hacer? Mi mamá se levantó de la cama sin percatarse de mi necesidad. Aguanté hasta que no pude más. Al volver, notó que me había echo en la cama. Corrió a limpiar y sin reparos, me cargó en sus brazos para explicarme que ahí no era el sitio del baño. Alzada, me llevó hasta donde estaba la arenera, que por cierto, nunca había conocido. Me dijo que ahí debía hacer mis necesidades y desde ese momento comencé a utlizarlo.

Me dejó en el piso y me puse a explorar con un poco de temor. No somos animales que nos sintamos seguros hasta no conocer los espacios. Nos toma tiempo. Era la primera vez que lo hacía en mi nueva casa. Pasadas unas horas, llegó una señora al apartamento. La miré extrañada pero mi mamá gatuna me dijo que ella era mi abuela gatuna. Que ella iba a estar el mayor tiempo por que mi mamá debía trabajar. Me puse feliz ya que iba a estar muy acompañada en casa.

Pasaron unos días y mi mamá gatuna me llevó a mi primer control con el veterinario. Tuve un poco de temor pero me sentí segura porque iba con ella. El veterinario me revisó, luego le dijo a mi mamá gatuna que debía aplicarme unas gotas en mis ojitos. También, le explicó que debía subir de peso para que en unos 10 días empezáramos el ciclo de vacunas y después  esterilizarme.

Pasaron los días de tratamiento y de la cirugía, fue entonces cuando mi mamá y mi abuela gatunas me llevaron donde la familia para presentarme. Ellos me recibieron felices, incluso, el perro del mi primo de mi mamá gatuna que me asusto con su tamaño y fuertes ladridos, me perseguía y yo me escondía por temor a que me hiciera daño pero no lo hizo. Por el contrario, yo fui quien lo asusté con mis bufidos. Él se alejó. Así nos la pasamos todo el día sin que nos hiciéramos daño.

He sido afortunada en haber llegado a este hogar rodeada de personas que me han dado cariño y confianza. Como lo son mi mamá gatuna,  mi abuela gatuna , mis tías, mis tíos y mi madrina, cada uno de ellos ocupan un lugar muy bello en mi corazón.

Gracias  mamá y abuela gatunas por darme en cada momento abrigo, cariño y mucho amor.

También puedes leer Toma de decisión de nuestro humano     Primeros días en nuestra nueva casa

1 comentario en ““Mía” llego a nuestras vidas”

  1. Pingback: Odiosos sí, no salvajes Los gatos son considerados odiosos y agresivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies